Nací en Barcelona y he vivido y trabajado 12 años fuera de ella, en Reino Unido, Bruselas y Madrid.
 
19 años de carrera profesional como abogada en el ámbito internacional y en contextos altamente competitivos. Ello ha tenido sus beneficios (viajar y trabajar en operaciones muy interesantes y complejas con profesionales de todo el mundo) y sus costes, (estrés, la difícil conciliación con mi vida personal, la dificultad para poner límites cuando mi salud ha estado mermada o la baja autoestima).
 
En mi caso, la práctica de Mindfulness me permitió encontrar un buen equilibrio a un evidente desbalance entre costes y beneficios. Me ayudó a saber parar, ver con claridad, ordenar mis prioridades, gestionar el estrés y tomar decisiones que mejoraron mi salud física, mental y emocional. Con el tiempo, pude ver también con más claridad la dirección de mi vida y lo que verdaderamente me apasiona: las personas, su esencia y la búsqueda del equilibrio dentro del desequilibrio de la vida.
 
Esta nueva etapa me ha permitido construir una forma de vivir más sana y consciente en la que me he ido transformando y sigo aprendiendo cada día a “estar con” lo que la vida me trae en cada momento. Ese es, según mi abuela centenaria, el éxito:
«Aprender a ser feliz con lo que te toca». Yo lo llamo Ecuanimidad.
 
Desde este equilibrio vital ofrezco un espacio en el que poder compartir lo aprendido.

Nací en Barcelona y he vivido y trabajado 12 años fuera de ella, en Reino Unido, Bruselas y Madrid.
 
19 años de carrera profesional como abogada en el ámbito internacional y en contextos altamente competitivos. Ello ha tenido sus beneficios (viajar y trabajar en operaciones muy interesantes y complejas con profesionales de todo el mundo) y sus costes, (estrés, la difícil conciliación con mi vida personal, la dificultad para poner límites cuando mi salud ha estado mermada o la baja autoestima).
 
En mi caso, la práctica de Mindfulness me permitió encontrar un buen equilibrio a un evidente desbalance entre costes y beneficios. Me ayudó a saber parar, ver con claridad, ordenar mis prioridades, gestionar el estrés y tomar decisiones que mejoraron mi salud física, mental y emocional. Con el tiempo, pude ver también con más claridad la dirección de mi vida y lo que verdaderamente me apasiona: las personas, su esencia y la búsqueda del equilibrio dentro del desequilibrio de la vida.
 
Esta nueva etapa me ha permitido construir una forma de vivir más sana y consciente en la que me he ido transformando y sigo aprendiendo cada día a “estar con” lo que la vida me trae en cada momento. Ese es, según mi abuela centenaria, el éxito:
«Aprender a ser feliz con lo que te toca». Yo lo llamo Ecuanimidad.
 
Desde este equilibrio vital ofrezco un espacio en el que poder compartir lo aprendido.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Política de cookies

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close